La nueva dirección de la discoteca habla Así, la reforma respeta la casa de campo originaria y recupera elementos icónicos que se habían perdido con los añadidos de las distintas ampliaciones hechas con los años. Decoración vegetal y color mediterráneo, especialmente el blanco, para que el interior sea también como el de una casa payesa, un espacio abierto y luminoso.»Hemos barrido nuestro ego y quitado nuestras preferencias para volver al origen.

Hemos entendido los acabados rústicos de una masía, donde no todo estaba recto, sino torcido… Queríamos el ‘acabado Pacha’, adaptándolo a todas las normativas actuales en cuanto a seguridad.

Decidimos hacerle un homenaje a Ricardo Urgell [fundador del club], el alma máter porque consiguió hacer algo muy especial con esta discoteca», remató Capilla

Leave a Reply